Reparar daños

01.09.2018

Es el momento de reparar daños...

Una piel luminosa.

Ya estamos terminando el verano y ahora tenemos que comenzar la época de lucir ese moreno tan atractivo que hemos logrado, sobre todo si teníamos la piel preparada desde la primavera y así logrando ese "dorado" soñado, sin manchas y con esa luz que si no tenemos la piel hidratada no lograremos conseguir. 

En nuestras manos tenemos la oportunidad de prolongar durante meses esa piel.Necesitamos focalizar esfuerzos y hacer una revisión de daños antes de marcarnos un protocolo.Si notamos que nuestra piel está sin luz, que no está suave o no tenemos sensación de confort en todo momento, es posible que necesitemos un aporte extra de agua.

La falta de hidratación nos lleva a acentuar arrugas, minimizar el colchón de la piel, quitar firmeza y dar un aspecto mucho menos joven al rostro.

Esto podemos conseguirlo bebiendo mucha agua para hidratar desde dentro o bien aportando cosméticos que tengan una base acuosa y que sean de absorción rápida para que sus efectos sean visibles en poco tiempo. Los podemos encontrar en varios formatos pero sin duda los serum son los productos que poseen más principios activos en proporción de cantidad y si después de su aplicación potenciamos el efecto con una crema que tenga una dosis de hidratación alta haremos el dúo perfecto.

Ahora vamos al tema más complicado después del verano y es el "como trato mis manchas ahora" Después de esta frase pondría un emoticono de llorar porque lo cierto es que aparte de antiestéticas, son un signo de envejecimiento.

Las manchas aparecen cuando las células (melanocitos) que fabrican la sustancia de nos protege de sol (melanina) no son capaces de segregar de una manera uniforme esa protección.En muchos casos no saben como desarrollar esa protección porque sobreprotegemos nuestra piel cuando no es necesario y eso conlleva que en el momento que necesitamos que nos ayuden no saben hacerlo.

Si durante el invierno y la primavera reeducamos a nuestra piel, casi podemos garantizar que a la hora de llegar el sol intenso del verano ella será la que nos autoprotega sin riesgos ni a quemarnos ni a manchar nuestro rostro.

Si realmente queremos un resultado que nos satisfaga debemos de dejarnos asesorar por profesionales cualificados y que posean experiencia en este campo y la aparatologia necesaria para hacer un diagnóstico acertado.

Cuando las manchas ya están muy instaladas no es fácil pero no hay nada imposible.

Siempre se puede mejorar con un tratamiento en cabina acertado y si el problema nos preocupa mucho lo mejor es saber que hay solución y siempre pensar que para el año próximo siempre es mejor una buena prevencion que una cura después.

Vamos a disfrutar durante el otoño de la luz de nuestra piel.

Pilar 

Últimas publicaciones en nuestro blog corporativo

Ladies Secret

02.09.2020

Artículo publicado en la revista Ciudad Lineal en Septiembre de 2020